HISTORIA

A principios de los años 50 un cirujano sueco, el profesor Branemark, estaba analizando el proceso de reparación del tejido óseo cuando observó la capacidad que tenía el hueso para adherirse directamente a la superficie metálica del titanio.

Este proceso que el profesor Branemark llamó "Osteointegración", ha significado una verdadera revolución en el campo de la odontología al aportar una alternativa para la sustitución desde un solo diente hasta una dentadura completa.

En junio de 1965 el profesor Branemark operó al primer paciente con esta técnica, estando actualmente sus implantes en perfecto funcionamiento. En todo el mundo se han colocado miles de implantes con un altísimo porcentaje de éxito

CONCEPTO DE EQUIPO

El éxito se debe a la colaboración estrecha de un equipo formado por un cirujano y un dentista especializado en prótesis.

El cirujano prepara el hueso para recibir los implantes y trabaja en estrecha relación con el dentista, que posteriormente realizará los dientes soportados por los implantes.

¿SOY UN BUEN CANDIDATO PARA I.D.?

Antes de decidir la realización de la intervención, tanto el cirujano como el dentista examinarán su boca. El cirujano determina la cantidad y calidad del hueso, posición del resto de piezas, etc.

Además se le hará un estudio radiológico, así como unos modelos de su dentadura.

Al mismo tiempo se le hará una historia médica para detectar alguna posible contraindicación para ser intervenido, cosa que ocurre en muy pocas ocasiones.

¿EN QUÉ CONSISTE LA TÉCNICA?

Básicamente consiste en cuatro fases:

Fase 1. Estudio, diagnóstico y confección del plan de tratamiento.

Fase 2. Quirúrgica, bajo anestesia local, el cirujano coloca los implantes en el maxilar.

Fase 3. Osteointegración, es variable en función de la edad, calidad ósea, número de implantes, etc. Normalmente de dos a tres meses.

Fase 4. Protética, el dentista confecciona los dientes definitivos, para ello es necesario tomar impresiones, registros oclusales y pruebas de los dientes.

En algunos pacientes con unas características especiales, se pueden realizar implantes con carga inmediata, colocando implante y diente (o dientes) desde el mismo día de la cirugía a una semana después según los casos.

¿EXISTE ALERGIA O RECHAZO?

No, pero puede haber una falta de integración que nos obligue a cambiar dicho implante por otro.

¿EXISTE INFECCIÓN?

Es muy poco frecuente. Siempre se realiza con cobertura antibiótica y en medios de esterilidad, no obstante sus medidas higiénicas son importantes. Siga los consejos de su dentista.

¿DOLOR?

No. Si existiera, se puede eliminar o prevenir con el tratamiento adecuado.

¿SI TENGO POCO HUESO PUEDO SUJETAR LA PRÓTESIS CON IMPLANTES?

Cuando la cantidad de hueso es insuficiente y no permite la colocación de implantes, existen técnicas de cirugía reconstructiva oral que nos permiten colocar implantes en casos poco favorables.

¿PUEDO TENER COMPLICACIONES UNA VEZ ME HAYAN COLOCADO LA PRÓTESIS O LOS DIENTES SOBRE LOS IMPLANTES?

No son muy frecuentes pero puede haber desgaste de la resina, fracturas de la porcelana, desprendimiento de algún diente; casi siempre son debidas a una sobrecarga o exceso de función, lo cual también ocurre con los dientes naturales, y debemos colocar una placa de descarga (protector nocturno) para minimizarlas.

¿CUÁNDO VOLVERÉ A MI ACTIVIDAD NORMAL?

Sólo es necesario que interrumpa su actividad durante el día de la colocación de los implantes.

Se le administrarán antibióticos y antinflamatorios durante los días siguientes a la cirugía.

¿QUÉ TIPOS DE PRÓTESIS EXISTEN?

Puede ser removible o no.

Una prótesis removible consiste en una dentadura completa que va retenida mediante clips, el paciente se la puede quitar para su limpieza.

Una prótesis fija puede sustituir desde un sólo diente hasta una dentadura completa.

©  Implantes y cirugia Angel Eyaralar
Implantes y cirugia Angel Eyaralar
ACV Galaica